miércoles, 28 de mayo de 2014

La lactancia Materna II. ¿Quién da y quién recibe?


Hace unos días leía esto  del título en mi "libro de instrucciones" (un regalo para toda la vida de Carlos Gónzalez).

Leí en la contraportada del libro, que en la lactancia materna no sé podría decir quién da y quién recibe.

Me encantó la frase, es una forma muy sintetizada de decir lo mágico que es esto de la lactancia.

Pues generalmente, claro, la que da (de mamar) es la madre, pero ¿qué hay del vínculo?, ¿qué hay del amor, de las caricias, la unión, etc?

Claro, las madres que amamantamos, damos parte de nuestros nutrientes y de nuestro cuerpo, vaya. Y además, son los nutrientes necesarios para que la leche materna sea de calidad y alimente a nuestros hijos.
La naturaleza es sabia y elabora la alimentación de nuestra progenie a partir de lo que tengamos en el cuerpo y si no, hasta de las reservas. ¡¡Siempre la supervivencia de la especie!!

Primero el bebé tanto dentro de la barriga como fuera y luego los adultos. Yo siempre lo he visto así, pero por si acaso...la naturaleza ya fue previsora.

El caso es que nuestros hijos se alimentan de nosotras. Dicho así y, vamos, así lo pienso yo, muchas veces y me sorprendo cada vez...parece algo muy fuerte. Al igual que en la barriga, el bebe "chupa" lo mejor de nosotras.

No me extraña que a veces, sobre todo en los "picos de crecimiento", esté hecha una pasa o más bien mis pechos! Y me encuentre mucho más cansada de lo habitual.

Recordemos que amamantar a un bebé requiere un esfuerzo físico que hace todo nuestro cuerpo.
Eso sí, yo ya estoy tan acostumbrada, que no me doy ni cuenta y cuando estoy cansada, lo atribuyo sobretodo al trabajo y a no dormir del tirón!

Pero todo esto que expongo, de lo que hace la madre, para mí es poco comparado con lo que nos DA nuestro hijo.

Darle el pecho a mi hijo, es lo más bonito, a parte de parirlo y tenerlo a él, que he hecho en mi vida. (Superpapá, también tiene todo que ver en lo de tener a superbebé y en el día a día y por tanto en la lactancia materna!).

Recuerdo cuando empecé a amamantarlo, lo pequeñito pequeñito que era. Era una cosita, ¡buf! casi casi cabía en mi mano, nació 2 semanas antes y era muy pequeñín!.

Cada vez que lo cogía para darle pecho, pensaba: ¡ai que bien! lo voy a coger y tocarle las manitas y "apretarlo" entre mis manos y brazos y contra mi! Esas manitas tan tan suaves...

En esos momentos (recién nacidos), que siempre duermen, darle el pecho era "lo más" porque podía estar un buen rato con mi hijo y disfrutarlo.

Cerca de los dos meses, cada vez que tenía mucha hambre y me lo acercaba al pecho, hacía un sonido como de risa irónica y ese sonido se le fue quedando y sigue haciéndolo hoy en día. Es muy gracioso, es un jeje jejeje, pero de esos jejejes de: como no me des lo que quiero verás tú!

Sobre los 2 meses, empezó a darme alguna palmadita, más adelante sobre los 3 meses, empezó a mirar hacia arriba y verme la cara, y así así cada vez a interactuar más conmigo.

Me encanta cuando está mamando y empieza a mirar hacia arriba con sus ojillos y "cha" se despega de la teta (haciendo el ruido de suelta-ventosa) y me mira y sonríe. ¡Es mágico! Hay tantos momentos buenos...
También me encanta, cuando, tumbados en la cama, me coge el brazo con su manita o las manos. ¡¡Es que , ¿se puede ser más bonito?!!

Y en cada mes que pasa, en cada día, cada etapa de mi bebé, disfruto muchísimo la lactancia. De más pequeño, lo tenía al pecho a cada momento, ahora cuando más disfruto es cuando lo acuesto y le doy el pecho para dormir y lo aprieto contra mi.

Es un momento muy íntimo madre-hijo y ninguna madre del mundo debería perdérselo!






18 comentarios:

  1. Sin duda es precioso, yo siento envidia (sana) cuando veo a otras mamás que dan el pecho a sus pequeños. ¡Me encantó tu entrada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Es mágico, la verdad....

      Eliminar
  2. Qué bonita entrada!!! desde luego yo siempre he dicho que la lactancia es una de las cosas más bellas que me ha ofrecido la maternidad...es algo mágico!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mil gracias!! Quiero contar muchas cosas sobre lactancia y no podía dejar de contar la magia!!

      Eliminar
  3. Qué post más bonito!!!

    ResponderEliminar
  4. Muy bonito lo que escribes! Y es tan cierto! La lactancia es una parte maravillosa de la maternidad, como bien dice UMMF una de las cosas más bellas. Esos momentos de complicidad madre e hijo, esas sonrisas, el verlos dormirse al pecho satisfechos, tantos y tantos momentos mágicos que da la teta...no tienen precio.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, es que, son momentos muy muy buenos, y tenía que contarlo para que si alguna dudosa me lee no se lo piense más y no sacrifique la lactancia materna!

      un besooo

      Eliminar
  5. hl , k bonito,ya hace unos dias lei k penelope crez,k la lactancia crea adiccion, me imagino , k era una forma de definir esa magia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola! Muchas gracias, bonita forma de definir la magia de la lactancia...eso de que crea adicción!! jejeje

      Eliminar
  6. Me ha encantado el post! Super bonito, encima ahora puedo poner en prácticas todo lo que cuentas. Un besazoooooo

    ResponderEliminar
  7. Hola Mayte! Recién estrenada mamá!! Ahora entenderás todo mejor y pondrás tus propios ejemplos! Enhorabuena de nuevo! Y a disfrutar un montón! Eso sí....supongo que no dormirás demasiado!!! un besooo a los papás y al retoño!

    ResponderEliminar
  8. Que post más precioso!!! Si que es maravillosa la lactancia!! A mi también me gustaba mucho el momento de quedarse dormida, pero antes que era más pequeña y dormía placidamente. Ahora es distinto... y prefiero otros momentos de pecho. Por ejemplo cuando la recojo tras el trabajo.

    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Ya me imagino que será muy diferente en cada etapa. Aprovechemos todas! otro beso!!

      Eliminar
  9. Que razon tienes! Yo creo q recibimos mas de lo q damos. No deberia de perderselo ninguna madre y menos si desea hacerlo.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Como bien dices lo ideal sería que todas pudiéramos disfrutarlo! Un beso

      Eliminar
  10. Qué razón tienes... Son momentos mágicos e íntimos preciosos. No sé qué tiene la teta pero es más que alimento.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchas gracias! Bienvenida!! Me alegro mucho de verte por aquí! un abrazo!!

      Eliminar